miércoles, 18 de diciembre de 2013

Carta a Toni (la primera)

Las Buenas Conciencias
Adolfo Flores Fragoso

Hola, Toni:

Fíjate que el domingo pasado, y como casi todos los días, tuve a bien iniciar actividades caminando por mi ciudad: la ciudad de Puebla.
Y como es mi sana costumbre, desvié de la trayectoria original: de la avenida Juárez, los primeros rayos del sol me llevaron hasta la 2 Poniente, y del tramo que comprende de la antigua calle del Rastrito hasta la vieja calle de la Industria, no dejé de intercambiar el respetuoso saludo del “¡buen día, vecino!”, con todos a quienes me encontré, y que mantienen la educada actividad cotidiana de barrer el frente de su casa o negocio.

Este primer comentario surge de algo que no debes ni deberás perder de vista: a partir del año venidero gobernarás una ciudad, un municipio, habitado, amado y resguardado por poblanos. 

Poblanos garapiñados de poblanía, como mis padres, los tuyos, nuestros abuelos, aquellos quienes dieron vida a la colonia Santa María junto con los Lozano, los Oropeza, los Jauli, los Huerta, los Cabrera, los Carrasco, los Hannan, los Budib, los Pacheco, los Fragoso, los Gali… En fin: todas ellas familias auténticamente poblanas.

El recuerdo lo comparto contigo por dos razones: barrer el frente de nuestras casas, o del negocio que nos da para comer, es una manera de apropiarnos de la ciudad, de la colonia, de nuestro barrio; es extender el espacio interior de nuestro hogar hasta el exterior que compartimos con todos (y no al revés). La otra razón (que no consejo, sino mera reflexión) es que al momento de tomar cada una de tus decisiones, nunca pierdas de vista que serás el mandatario y administrador de una ciudad que quiere crecer y ser diferente pero sin perder su esencia humana, su sentido de pertenencia —en primera instancia— para quienes vivimos en ella, de manera específica, en su Centro Histórico.

No lo pierdas de vista.

Sé, Toni, que hay presiones políticas, “facturas” que pagar, abominables intereses inmobiliarios, la inefable paranoia centralista de los “Burócratas”…
Anyway.
Sólo te pido que no defraudes a nuestros viejos: aquellos que soñaron por ver no sólo a una ciudad que queremos, sino a una Puebla en la que moriremos pero viviéndola íntegra y plenamente.

Hace un par de semanas lo escribí, y te lo reitero: cada vez que pienses en esta ciudad, especialmente en su Centro Histórico, hazlo pensando en una Puebla que exige atenciones, no atentados.

Un abrazo, Toni. Te escribo pronto…


lasbuenasconciencias@yahoo.com.mx
Facebook: /adolfofloresfragoso